Emilio Vera Da Souza everadasouza@gmail.com Jueves, 14 de Marzo de 2019

A 30 años del inicio de Internet

Una vez más intentaron engañarnos. No fue en los Estados Unidos, ni el poderío industrial militar con sede en el Pentágono, los que inventaron internet. No fue un asunto de Estado, ni una estrategia para ganar posiciones en la división mundial de las fuerzas que miden los poderosos del planeta.

Jueves, 14 de Marzo de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Jueves, 14 de Marzo de 2019 | Una vez más intentaron engañarnos. No fue en los Estados Unidos, ni el poderío industrial militar con sede en el Pentágono, los que inventaron internet. No fue un asunto de Estado, ni una estrategia para ganar posiciones en la división mundial de las fuerzas que miden los poderosos del planeta.

El hombre se llama Timothy John Berners-Lee, pero todos le dicen Tim. Nació en Londres, Reino Unido, en 1955.

Tim es un científico de la computación, y es el verdadero y concreto padre de la World Wide Web. Él estableció la primera comunicación entre una computadora y un servidor usando el protocolo HTTP en noviembre de 1989. En octubre de 1994 fundó el Consorcio de la World Wide Web (W3C) con sede en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, para generar un protocolo y que todos pudieran estandarizar los desarrollos de los que participaran en los nuevos aportes a esa idea de tecnología en desarrollo de software con que se comenzó a trabajar en las comunicaciones entre las computadores. Lo que actualmente conocemos como la Web el funcionamiento de Internet.
Tim quería compartir sus ideas e informes científicos con sus colegas. Intercambiar información, saber lo que hacían otros, generar lenguajes comunes y sumar la potencialidad de las computadoras, que hasta ese momento estaban casi aisladas. Berners-Lee pensó la estructura de la web. Él y su grupo crearon el lenguaje HTML (HyperText Markup Language) o lenguaje de etiquetas de hipertexto, el protocolo HTTP (HyperText Transfer Protocol) y el sistema de localización de objetos en la web URL (Uniform Resource Locator). Los usuarios del protocolo http eran 10.000 en el principio. Hoy se estima que la mitad de la población mundial tiene acceso a la web. La primera página web de la historia se dedicó a ofrecer información sobre el proyecto de la www.
Tim Berners-Lee dijo a treinta años de su “creación” que parece un “futuro disfuncional” al que supone que se dirige la web. Si se usa como medio para estafar, propagar el odio y cometer “todo tipo de delitos”, hay que unirse “como comunidad global” para luchar por “una de las causas más importantes de nuestra era”.
Tim imaginó el ciberespacio como una plaza pública, como una biblioteca, como un consultorio médico. También imaginó el intercambio comercial pero ahora se ha transformado en un “espacio de oportunidades para estafadores, dio voz a aquellos que propagan el odio y quienes se dedican a todo tipo de delitos”. “En tiempos en que hay muchas mala información e información falsa, también hay personas que tienen temor, y no tienen la certeza de que realmente la web pueda ser una espacio positivo”, escribió.
Berners-Lee identificó tres “fuentes de disfuncionalidad”: “los intentos maliciosos y deliberados, como la piratería, los ataques informáticos patrocinados por un estado, las conductas delictivas y el acoso en línea”.
También advirtió a “los sistemas que por diseño crean incentivos perversos y sacrifican los intereses del usuario, como los modelos de negocio basados en la publicidad que recompensan comercialmente la viralización de información falsa”.
En una entrevista afirmó que si bien la mayoría de las personas consideraba a algunos de estos temas como cuestiones ajenas, la gente se dio cuenta, “cuando sucedió lo de Cambridge Analytica, que las elecciones habían sido manipuladas con el uso de información con la que ellos habían contribuido”. “Creo que (la web) fue una fuerza para el bien en los primeros 15 años, y que ahora mismo está justo en un equilibrio”, afirmó, y señaló que volverá a ser optimista si la corrección de fenómenos como la “propagación de desinformación” logra torcer este “futuro disfuncional”. “Las nuevas generaciones de gente joven son activistas en temas como el de la privacidad”, y que existen “la habilidad y la motivación para tratar de hacer lo correcto en ambas áreas, el de los gobiernos y el de las empresas”. Pero lo importante son las personas.


Seguí leyendo