El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Economía Informe Jueves, 10 de Enero de 2019

Lluvias en Santa Fe causan pérdidas totales en algodón y perjudican a la soja y al arroz

Las copiosas lluvias registradas en las últimas semanas en el norte de la provincia de Santa Fe causaron pérdidas totales en grandes extensiones sembradas con algodón, especialmente en el norteño departamento 9 de Julio, y afectaron arrozales y plantaciones de soja de segunda.

Jueves, 10 de Enero de 2019
Diario Jornada El diario gratuito de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram
De acuerdo al informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe, "se registran importantes pérdidas en el algodón" y en el último relevamiento se corroboró que en ese contexto hay "unas 7.000 a 7.500 hectáreas con pérdidas totales" correspondientes a los distritos Santa Margarita, Los Saladillos y Villa Minetti, todos del departamento 9 de Julio.

Las plantas se vieron afectadas por encharcamientos y anegamientos y actualmente se llevan adelante otras supervisiones para determinar los diferentes grados de impacto y los daños colaterales que provoca el período húmedo.
La secuencia de precipitaciones durante el mes de diciembre de 2018 y primera semana de enero de 2019 generó anegamientos que halló problemas en el drenaje interno de los suelos y el escurrimiento.
En ese sentido, los procesos de siembra para los cultivos de segunda o tardíos, como así también el control de las malezas en los lotes, estuvieron muy condicionados.
Es el caso de la soja tardía, cuyo proceso de implantación llegó al 93% sobre lo proyectado, es decir unas 511.500 hectáreas.
Se pararon las actividades de siembra y según lo expresado por los productores, "no se concretaría la estimación de intención de siembra de unas 550.000 hectáreas" del inicio de la campaña.
También la soja de primera se vio complicada por el clima, ya que no se pudieron aplicar los herbicidas, con lo cual hubo avance de malezas.
El 80% de los cultivares presentaron estado bueno, con lotes muy buenos y el 20% restante, todavía tiene sectores de lotes con permanencia de agua, encharcamiento y muerte por asfixia de plantas.


Otro de los cultivos perjudicados por las lluvias es el arroz, con pérdidas confirmadas en unas mil hectáreas, con plantas en los primeros estadios y una evolución que continuó siendo irregular.
Los lotes más bajos aledaños al arroyo Saladillo, con drenaje natural de la cuenca, tuvieron excesiva carga de agua, y se utilizaron bombas de desagote que funcionan a gas oíl, lo que incrementa el costo del producto.
Sobre el maíz, el informe señala que se logró un avance en la siembra del 87% de lo proyectado, lo que representa unas 168.780 hectáreas.
De ese total, unas 89.000 hectáreas correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, con porcentaje destinado a grano para futura venta comercial y otro como forraje, para consumo animal bovino.
El resto, unas 79.780 hectáreas, corresponde a lo sembrado en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.
También se desarrolla la cosecha de girasol, con resultados de lotes con variados porcentajes de humedad de grano, pero en general dentro de lo aceptado a nivel comercial.
Se mantuvo la tendencia de rindes en las áreas impactadas en distintos grados por los eventos climáticos, con promedios de entre 9 y 13 quintales por hectárea, mientras que en las zonas no afectadas se llegó a rendimientos de entre 20 y 25 quintales, con lotes puntuales de hasta 28.
Finalmente, el trabajo señala que la siembra del sorgo granífero llegó al 96% de lo proyectado para la presente campaña, es decir unas 59.520 hectáreas sobre un total estimado en 62.000.
En estos días solo se pudo avanzar un 1%, ya que "todo estuvo muy condicionado por las características ambientales que se registraron en la semana".

Seguí leyendo en Economía