Mendoza,

de
de

 

Economía

Los exportadores recuperan cuatro libertades perdidas con los dólares

De acuerdo al decreto 893/17 que emitió el Boletín Oficial se elimina la obligación que tenían los exportadores de negociar en plazos perentorios sus divisas en el mercado oficial de cambios. Cuáles son las otras ventajas que tendrán quienes vendan al exterior.

13/11/2017

El decreto 893/17 del Boletín Oficial elimina la obligación que tenían los exportadores de negociar -en plazos perentorios- sus divisas en el mercado oficial de cambios y que se controlaba a través del sistema Secoexpo del BCRA, aplicándose a los “infractores” la Ley 19.359 (ley penal cambiaria).

El exportador tendrá libertad para vender al exterior como desee, habiendo recuperando cuatro ventajas perdidas durante los últimos años.

A partir de ahora podrá vender y facturar la exportación en pesos, si el comprador desea pagarle en nuestra moneda. Aunque suene extraño, nuestra propia moneda no era aceptada por la ley para cobrar nuestras exportaciones, salvo un régimen especial, muy poco usado, para vender a Brasil y Uruguay.

Se le dará al comprador externo todo el plazo de pago que estime conveniente para lograr esa venta y -si finalmente éste no paga- no tener que rendir cuentas al Estado por ello ni sufrir fuertes multas y hasta penas de prisión;

Podrá cobrar esas ventas en efectivo (billetes en moneda extranjera o en moneda nacional), en el país o en el exterior, lo que -increíblemente- estaba prohibido por esta legislación ahora derogada, ya que sólo podían cobrarse las exportaciones mediante transferencias bancarias emitidas desde el exterior en moneda extranjera.

Si vende en moneda extranjera, puede disponer libremente de estas divisas o billetes como desee: guardarlos, negociarlos en el país o en el exterior, por pesos o por otras monedas, cuando quiera, o dejarlas en cuentas en el país o en el exterior o darles el destino que estime oportuno.

 “Casi 40 años rigió este cepo ahora derogado, por lo que infinidad de sus normas reglamentarias deberán ajustarse para que efectivamente queden liberadas las exportaciones”, dijeron los especialistas

Estar actualizados sobre la última Comunicación del BCRA era un imperativo diario. Ahora el que quiera exportar no deberá perder tiempo ni dinero en conocer y cumplir estas normas.

El plazo (y la moneda de pago) lo decidirán libremente comprador y vendedor, como siempre debió ser. Podemos hipotetizar en que miles de exportaciones murieron antes de nacer, porque muchas pymes no conocían estas normas y no quisieran correr el riesgo de quedar envueltos en un problema legal tan grave. 

Destacamos también que desde diciembre de 2015 este cepo fue aflojándose gradualmente al ir incrementándose los plazos para el ingreso de divisas para todos los productos primero a 5 años y últimamente a 10 años, en sintonía con la liberación del mercado de cambios.

Esta derogación hace “caer” todos los sumarios y juicios aún sin sentencia firme que el BCRA haya iniciado por infracción a la ley 19.359 (penal cambiaria) por falta de "ingreso" de divisas de exportación o por su ingreso tardío, es decir fuera de los plazos que hubiera establecido el BCRA

Casi 40 años rigió este cepo ahora derogado, por lo que infinidad de sus normas reglamentarias (impositivas, aduaneras y cambiarias) deberán ajustarse para que efectivamente queden liberadas las exportaciones.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Economía