Mendoza,

de
de

 

Economía

Advierten que la crisis política en Brasil podría impactar en la economía argentina

Según los analistas las actividades vinculadas con las economías regionales y el sector automotriz serían las más afectadas. Pronostican una situación similar a la acontecida en 1999.

19/5/2017

Analistas advirtieronque la crisis de Brasil podría tener impacto directo en la Argentina, particularmente en actividades vinculadas con las economías regionales y el sector automotriz.

Así lo indicaron en medio de la compleja situación que sacudió a Brasil por nuevas denuncias de corrupción que apuntan al presidente Michel Temer.

El país vecino es el principal socio económico de la Argentina en el Mercosur, motivo por el cual los analistas encendieron las luces de alerta y mostraron "preocupación" por los sucesos que afectaron la gestión del mandatario.

El exdirector del Banco Central Arnaldo Bocco consideró que "la crisis en Brasil va a concluir con un cambio drástico de las posiciones económicas".

"Si devalúa, la Argentina va a tener un efecto de presión similar al de 1999, tipo de cambio atrasado y apertura económica".

Según dijo a La Nación, el economista prevé que se resentirá el comercio bilateral en detrimento de la Argentina. "Brasil está estancado, tiene una caída de casi 10% del PBI en tres años. Hoy no es un mercado, su recuperación es muy limitada. Le estamos comprando productos que se consiguen en la Argentina, es una competencia muy fuerte. Macri y Temer ablandaron los términos del Mercosur y no hay respeto por las economías. Nosotros dejamos de venderle a Brasil. El saldo de la balanza comercial es muy negativo. Cualquier excedente de stock lo colocan en los países limítrofes. Lo que no consumen al mercado interno lo colocan en la Argentina, sean autos o manzanas", enfatizó.

El director de la consultora Abeceb, Dante Sica, evaluó que "las reformas que venía impulsando Temer se van a demorar, cualquiera sea la salida política que haya en Brasil, lo cual afectará la recuperación en ese país".

"Por cada punto que crece Brasil, crece 0,25 puntos la Argentina", analizó el economista en declaraciones radiales, quien puntualizó que "una demora en la recuperación brasileña impactará en particular en las economías regionales y en el sector automotriz".

De hecho, hace tan sólo unas semanas, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) había destacado la importancia de la reapertura del mercado brasileño para los cítricos argentinos al argumentar que había "expectativas muy favorables para las provincias productoras".

El director de la Consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo, señaló: "Lo de Brasil me preocupa más porque hay una crisis política terminal, lo cual puede abortar la incipiente recuperación que se veía en ese país".

 

Repercusión en el Gobierno

El presidente Mauricio Macri fue uno de los primeros mandatarios en reconocer a Temer, cuando asumió en lugar de Dilma Rouseff, tras su destitución. Por eso en la gira del presidente argentino se siguió con preocupación la situación brasileña.

 

Mientras la comitiva presidencial se encuentra de gira por Asia, las noticias comienzan a intranquilizar al propio Presidente, quien ya había manifestado preocupación cuando Dilma Roussef fue removida.

El 40% de la producción argentina es comprada por Brasil, por lo que cualquier crisis política o económica golpearía gran parte de la industria.

Mientras tanto, quien si comenzó a reflejar los coletazos del escándalo en Brasilia. Y tuvo sus afectos acá, el dólar saltó 36 centavos a $ 16,27 en  la city porteña, lo que representa su valor desde enero y la mayor suba desde el Brexit.

La aumento del dólar en la plaza local sintonizaba con la fuerte depreciación que sufría el real brasileño, que caía más de 8% a 3,38 unidades, aunque contrastaba con la debilidad que la divisa estadounidense registraba en el mundo.

En Brasil los mercados debieron cerrar, tras la caída del 10% el Bovespa debió accionar el "circuit braker" y los negocios también están suspendidos en el mercado de cambio. El Bovespa caía más del 8% en la apertura, cuando el desplome se aprestaba a superar el 10%, automáticamente la actividad se suspendió, según consigna El Cronista.

 

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Economía