Mendoza,

de
de

 

Economía

Macri catalogó el acuerdo de Vaca Muerta de “revolución del empleo”

El presidente Mauricio Macri anunció que se alcanzó el "diálogo entre las provincias, el Gobierno nacional, los trabajadores y las empresas para lograr resultados alrededor de la energía", al anunciar acuerdo en Vaca Muerta.

10/1/2017

El Presidente consideró que el desarrollo de los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta alentará "una revolución de empleo en todo el país", especialmente en Neuquén, donde "se van a mudar miles de familias", ligado a una industria de provisión que va a "triplicar o quintuplicar la actividad".

El jefe de Estado además informó que el Gobierno "extenderá el Plan Gas durante dos años más, con precios decrecientes, y garantizará un precio de compra para poder reemplazar importaciones", medida que dará "certidumbre para que vengan las inversiones".

"Hoy es un día que abre una etapa de futuro para la energía del país y Argentina puede abastecer sus necesidades y las del mundo entero", destacó Macri en el anuncio oficial de acuerdo, ocasión en la que subrayó que los recursos convencionales y no convencionales del sector son "abundantes, baratos y exportables" pero advirtió que en la próxima etapa se "requerirá de esfuerzo y previsibilidad".

Medidas

Luego del acuerdo alcanzado entre el Gobierno, empresarios y sindicatos, el Ejecutivo eliminó las retenciones a la exportación de petróleo y permitirá que liquiden los dólares en el exterior.

El ejecutivo nacional avanzó con medidas para favorecer a las empresas del sector petrolero, en el marco de los anuncios en torno al yacimiento de Vaca Muerta, los cuales también incluirán modificaciones en los convenios laborales de los trabajadores. Luego de 15 años de vigencia, se eliminarán las retenciones a los  derechos a la exportación de las empresas petroleras con vigencia desde el último 6 de enero.



Macri señaló que estas medidas significarán una "revolución del empleo"

A su vez, el Gobierno dejaría sin efecto un decreto de 2011, que establecía la obligatoriedad de liquidar en el mercado local los dólares provenientes de las ventas externas de petróleo y de las exportaciones mineras, que también se verían beneficiadas.

Aquella medida fue la primera decisión que tomo Cristina Fernández de Kirchner luego de ser reelecta, y generaba en aquel momento unos  3000 millones de dólares adicionales por año, a la vez que volvió a poner en vigencia una medida de 1964 instaurada por el radical Arturo Illia.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Economía