Mendoza,

de
de

 

Economía

Guerra de telecomunicaciones: 4G, telefónicas y televisión por cable

Cablevisión entrará en 4G con las frecuencias que obtuvo por medio de la compra de empresas y las telcos también recibirán ese recurso. Mientras tanto, las telefónicas ingresan al mercado dela TV paga.

Si bien a último momento hubo algunas modificaciones que provocaron nervios entre funcionarios y empresarios del sector, el texto del decreto de las telecomunicaciones que introducirá correcciones al decreto 267/2015 incluye, entre otros, los siguientes puntos clave:

  • Habilita a Cablevisión a ingresar al negocio de la telefonía 4G, a partir de frecuencias que se reasignarán y que, más adelante, también serán entregadas a las restantes operadoras de telefonía móvil.
  • Confirma el ingreso de las compañías telefónicas al mercado de TV paga, a partir del 1° de enero de 2018.
  • Introduce cambios en el cronograma obligatorio de despliegue de la red 4G que, posiblemente, alterará el ritmo de las inversiones previsto.

Este decreto es el primer paso de varias modificaciones que el Gobierno pretende realizar con el objetivo de ampliar la competencia en los segmentos más dinámicos del sector, básicamente en los de la telefonía móvil y en el de la banda ancha.

Por eso, en los próximos días también darán a luz diversas reglamentaciones que precisarán los distintos puntos del decreto con el objetivo de estimular inversiones en los diferentes rubros.

Por otro lado, a partir de esta nueva normativa, el Estado pretende tener una mirada atenta sobre el mercado para impulsar mejoras en su funcionamiento.

Es de esperar, además, que este decreto motive más reclamos de parte de los distintos "peso pesado" que participan de esta actividad, donde la "victimización" viene siendo uno de los recursos más utilizados.

Si el Ministerio de Comunicaciones cumple con su objetivo de priorizar la competencia y de velar por un mejor acceso y calidad de servicios, seguramente dejarán de haber víctimas y victimarios.

Las modificaciones de último momento tienen que ver atender algunos reclamos por parte de las operadoras de celulares.

Concretamente, que puedan acceder al espectro en 2,5 Ghz (el que obtuvo Clarín con la compra de Skyonline, Netizen, Callbi, Infotel y Trixco), con la interconexión asimétrica y con las obligaciones de inversión en tecnología 4G.

En relación con el espectro en 2,5 Ghz, la compañía comandada por Héctor Magnetto no será la única en contar con esa frecuencia. Se decidió también que el disponible será entregado a las tres móviles, Movistar, Personal y Claro.

Ese había sido un reclamo puntual de Telefónica y que cuenta con la adhesión de sus competidoras, aunque ninguna lo diga abiertamente.

La interconexión asimétrica se trata del pago que una compañía realiza a otra por la derivación de tráfico que circula entre esas redes.

En este sentido, el costo que afrontarán las que ingresan a determinados negocios no será el mismo que deban soportar aquellas que ya actúan desde hace varios años. Este aspecto, que es básicamente técnico, es fundamental para fomentar la competencia.

Es que de estos acuerdos terminan derivándose los costos de los servicios de telecomunicaciones y, a partir de los mismos, el precio que paga cualquier cliente por un determinado tipo de prestación.

Otras modificaciones que trae el texto están vinculadas con el cronograma de inversiones trazado en diciembre de 2014 para el despliegue de la red 4G.

En el flamante decreto se definió que las obligaciones de desembolsos comiencen a regir una vez que las tres empresas de telefonía móvil (Claro, Movistar y Personal) reciban la totalidad del espectro adjudicado y abonado allá por diciembre de 2014.

Se trata, básicamente, de la banda de 700 mhz, sobre la que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) aseguró que se terminará de entregar en condiciones en marzo de 2017.

No obstante, si ese plazo no se cumple, la obligación comenzará a correr una vez que ese recurso esté en poder de las compañías.

El punto es que ese cronograma de inversión regirá para "todo" el espectro adjudicado en 2014 y no sólo para el de 700 mhz (usado para dar 4G).

Si el Gobierno entrega el espectro restante en marzo, tal como lo señaló el regulador, las obligaciones comenzarán a regir recién a partir de ese momento. Si no, una vez que lo tengan en su poder.

Cuando se licitaron las frecuencias de 4G el cronograma de despliegue fue muy concreto:

  • En junio de 2016 debían estar alcanzadas todas las ciudades capitales y de mayor densidad del país.
  • Luego se seguiría un esquema para llegar a diversas poblaciones y corredores, según la cantidad de habitantes.

Hasta ahora, se ha cumplido la primera parte de ese cronograma. Con el flamante decreto, el objetivo del Ministerio de Comunicaciones es ampliar la competencia, tal como lo viene sosteniendo Aguad.

Asimismo, el texto apunta a clarificar aspectos regulatorios tendientes a colocar a la Argentina a la vanguardia en materia de telecomunicaciones en la región.

Para que el país se acerque a ese objetivo se hará uso de las frecuencias de 2,5 Ghz para telefonía móvil y se incorporarán las de 900 mhz, y de 3,5 Ghz (esta última para promover el Internet de las cosas).

Con este decreto, es de prever que se incrementará la competencia, si bien no todos los players entrarán al mercado al mismo tiempo.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Economía