El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Chica de Tapa Teatro Independencia Domingo, 15 de Julio de 2018

Circo Trópico

Luego de presentarse con entradas agotadas en Le Parc, Circo Trópico llega al Teatro Independencia con "Los Hermanos Hendrix y la Delirium Orchestra". Con esta propuesta ATP que rescata la esencia popular del circo y suma un ensamble de música balcánica, la compañía que dirige Martín Baigorri se presenta del lunes 16 al domingo 22 de julio, en doble función a las 16 y a las 18. 

Tras estar una temporada ausente por una gira en México, Circo Trópico volvió con dos versiones renovadas de Los Hermanos Hendrix, su celebrado espectáculo circense. Con la primera se presentó a sala llena en el Espacio Le Parc, la primera semana de vacaciones; con la segunda, aterriza a partir del lunes 16 en el Teatro Independencia.
Los Hermanos Hendrix es una propuesta destinada a todo público, cuyo atractivo andamiaje escénico se sostiene en técnicas circenses, acrobacias, teatro y clown. Bajo la dirección de Baigorri, los integrantes de esta disparatada familia (Natalí Stroscio, en trapecio; Belén Gassull, en cintas, y Sebastián Ojeda, malabares) cautivan a la platea demostrando su dominio en las técnicas. Baigorri, en tanto, aporta una ingeniosa cuota de humor en el rol de presentador.
A través de una serie de cuadros dinámicos y divertidos que pueden ser disfrutados por espectadores de todas las edades, Los Hermanos Hendrix rescata la mística y el sentido popular del circo. En palabras del director de la compañía: "es un espectáculo de humor diseñado, especialmente, para seres humanos".
Tras presentarse con entradas agotadas en Le Parc, ahora esta disparatada familia se agranda y recala en el Teatro Independencia (Chile y Espejo, Ciudad). Del lunes 16 al domingo 22 de julio, a las 16 y a las 18, Los Hendrix se unen a la Delirium Orchestra, un ensamble de cinco músicos (Pablo Scafati, acordeón y marimba; Leandro Pereyra, tuba y trombón; Bruno Santarone, bajo y teclado; Carlos Álvarez, trompeta y guitarra) y una cantante lírica (Melina Krull) proveniente de la antigua Yugoslavia. Con la llegada de estas inesperadas visitas, que traen consigo la música de los Balcanes, el circo se transforma en una verdadera explosión de alegría.

Seguí leyendo en Chica de Tapa