El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Actualidad Diosa Lunes, 11 de Setiembre de 2017

Una bomba: Yoyi, la hija de Francella

Tiene 23 años y, al igual que su hermano Nicolás, quiere seguir los pasos actorales de su padre.

Lunes, 11 de Setiembre de 2017

“Es una nena”, se convirtió, tal vez, en uno de los latiguillos televisivos más recordados de Guillermo Francella. Y, ahora, la frase bien podría utilizarse para presentar a su hija Johanna, quien con 23 años ya decidió que quiere seguir los pasos actorales de su padre y hermano, Nicolás.



Yoyi, como le dicen, debutó este año en teatro con la obra Justo en el mejor momento de mi vida, comedia protagonizada por Miguel Ángel Rodríguez, Julia Calvo y Diego Pérez.

Pero eso no es todo: la morocha también formará parte de Golpe al corazón, la ficción de Telefe liderada por Sebastián Estevanez y Eleonora Wexler.
“Toda mi vida quise hacer esto y me formé mucho”, destacó la joven, al tiempo que recordó: “Miraba Chiquititas y deseaba ser parte del elenco. Bailaba frente al espejo, cantaba y memoriza.




“Es una nena”, se convirtió, tal vez, en uno de los latiguillos televisivos más recordados de Guillermo Francella. Y, ahora, la frase bien podría utilizarse para presentar a su hija Johanna, quien con 23 años ya decidió que quiere seguir los pasos actorales de su padre y hermano, Nicolás.

Yoyi, como le dicen, debutó este año en teatro con la obra Justo en el mejor momento de mi vida, comedia protagonizada por Miguel Ángel Rodríguez, Julia Calvo y Diego Pérez.

Pero eso no es todo: la morocha también formará parte de Golpe al corazón, la ficción de Telefe liderada por Sebastián Estevanez y Eleonora Wexler.

“Toda mi vida quise hacer esto y me formé mucho”, destacó la joven, al tiempo que recordó: “Miraba Chiquititas y deseaba ser parte del elenco. Bailaba frente al espejo, cantaba y memorizaba”.

“Me encanta que mi papá me ayude a estudiar los libretos. Tiene una carrera increible y está buenísimo tener una persona con tanta experiencia en tu casa, que te puede decir: ‘Andá por acá, por allá no’.



Por último, Yoyi advirtió que no le pesa su apellido. “Siempre habrá personas que no me conocen y digan que estoy aquí por papá. Eso es algo que una debe trabajar internamente. Quienes me conocen saben que me formé mucho. Y preferí formarme para lanzarme luego más segura y sentime más tranquila”.