Mendoza,

de
de

 

Emilio Vera Da Souza

Los contadores y los escuchadores

Cuan­do uno se reú­ne dis­ten­di­do, pa­ra go­zar de una ce­na o dis­fru­tar de al­gu­nos vi­nos y de char­la ame­na en­tre per­so­nas con bue­na con­ver­sa­ción, sue­len apa­re­cer plan­teos in­te­re­san­tes, jue­gos de pa­la­bras y de la imaginación. Ideas que por lo menos son simpáticas para compartir, o para concluir sobre algo cotidiano.

Cada uno tiene su propia película

Cada uno tiene una película preferida. Y yo también. Algunos lloran con todas. Otros con las románticas, cuando el chico recupera a la chica. Unos se tapan los ojos cuando aparece la imagen sangrante o se retiran cuando da miedo de verdad.

Días de Vendimia y recuerdos

En medio de los efluvios vínicos, de las fiestas vendimiales de Mendoza, de fantasiosas monarquías etéreas, de paisajes llenos de forasteros turistas, evoco a un personaje de mi propia historia.

everadasouza@gmail.com

Tetas en libertad

Hace unos meses, en julio del año pasado, a unos guardias municipales y policías se les ocurrió interrumpir a una mamá que estaba dando la teta a su bebé, y prohibirle que continuara haciéndolo en un lugar público. Lo pidieron sólo basándose en su propio criterio moralista sin ningún aval ni argumento legal.

everadasouza@gmail.com

A 20 años de Cabezas y Soriano

En enero de 1997 todos nos vimos sorprendidos por la muerte, inentendible entonces, de José Luis Cabezas. Una muerte no casual. Un asesinato. Los periodistas, más sensibilizados tal vez, porque se trataba de un colega, de un fotoperiodista, estaban, estábamos, dolidos.