Mendoza,

de
de

 

Emilio Vera Da Souza

everadasouza@gmail.com

Toda una vida a contramano

Ahora voy a confesarlo. Lo oculté mientras pude. Era un secreto incómodo y dañino. Hoy es imposible continuar con esta impostura. Señoras y señores, no tengo ninguno de los elogiosos atributos de Leonardo Da Vinci, ni la inventiva de Bill Gates, ni el talento de Charly García, ni el genio de Charles Chaplin.